Instrumentan la Notificación de Exportación en exportación de alimentos

Solapas principales

Tal como estaba estipulado, el 9/10/17 se instrumentó la Disp 10100-E INAL que elimina el Aviso de Exportación de INAL y lo reemplaza por una Notificación de Exportación, que no requerirá "atestación" por parte de dicho organismo.
 
Al momento de realizar la registración de operaciones de exportación, el SIM ahora emite el siguiente mensaje de arancel al declarante:
 
"Declaro haber dado intervención al INAL en los términos del punto 4.3.2.2. del Anexo II de la Res. ANA 1946/93"
 
Ese punto dice:
 
4.3.2.2. Exportación
A los fines de la exportación, el documentante debe comprometer en la solicitud de destinación que ha dado intervención al I.N.A.L. de acuerdo a las normas que éste determine, a los fines de la fiscalización y control sanitario, encontrándose autorizada la exportación.
 
En principio, según el CDA, se deberá aceptar el mensaje al declarante sin la obligatoriedad de adjuntar la intervención al PE, solo debiéndose aportar el comprobante del trámite en caso que el Servicio Aduanero lo requiera.
 
 
 
Esto implica que el exportador debe realizar dicha Notificación de Exportación en el TAD, de lo contrario podría ser pasible de una multa por infracción al Art. 994/995 del C.A. Aunque algunos piensan que eso sería incorrecto toda vez que se trata de un incumplimiento a la normativa del INAL, no aduanera. A continuación transcribo un texto interesante, extraído de: https://tradenews.com.ar/simplifican-exportacion-alimentos/
 
¿Qué sucede si un exportador omite cumplir con la notificación de exportación previo al registro de la destinación de exportación?

¿Qué ocurre si la notificación de exportación es posterior a la oficialización de la destinación?

¿Estas omisiones constituyen una transgresión aduanera, o bien, se está frene a una transgresión de disposiciones de carácter sanitario?

¿Puede la Aduana detener el curso de una exportación por no estar tramitada la notificación de exportación?

Partiendo de una interpretación sistemática del nuevo esquema normativo, ensayamos a continuación algunas respuestas:

La notificación de exportación es un acto unilateral del exportador, por el cual “avisa” a la autoridad sanitaria de la operación, pero que no requiere del pronunciamiento de ésta. En otras palabras, el exportador comunica la operación a la Administración, no le pide permiso.
La notificación de exportación debería ser realizada antes de que se realice la exportación para consumo de la mercadería, preferentemente con antelación al registro del permiso de embarque ante la Aduana.
Si se presentara a despacho una mercadería respecto de la cual no se hubiera realizado la correspondiente notificación de exportación, el servicio aduanero podría detener el trámite hasta que el exportador cumpla con este paso (recordemos que debe ingresar con clave fiscal y completar los datos del anexo 1).
Si se detectara que una exportación se perfeccionó sin la correspondiente notificación de exportación, se deberá exigir al administrado que cumpla con este trámite.
La falta de tramitación de la notificación de exportación no constituye una falta aduanera. Ni una declaración inexacta ni una transgresión formal o residual de los artículos 994 o 995 del Código Aduanero. Mucho menos un delito aduanero.
Las únicas sanciones posibles que pueden afectar al exportador son las derivadas del incumplimiento de las disposiciones del Código Alimentario Argentino (ley 18.284).

Miércoles, 11 Octubre, 2017